Excedentes de stocks

Publicado por: Asistente Concursal Categoría: Root Fecha: Comentario: 0 Visualizaciones: 321

Y ello porque los excedentes de stock o los de producción son productos que carecen de cualquier traba. Simplemente suponen algo “en exceso” para el comerciante que pretende su venta. Para su propietario es un “dinero parado” y una mercancía que ocupa espacio. A veces la acumulación se debe a falta de éxito en el mercado. Esta mala acogida puede ser debida a su aspecto y no a su falta de calidad. Un producto bueno pero con diseño anticuado o excesivamente novedoso puede ser rechazado y no cabe otra que saldarlo. Puede deberse también a una política del fabricante de rotación, renovando el catálogo, los embalajes o datos de etiquetado. O incluso a la evolución técnica. Un nuevo producto deja obsoleto a su antecesor aunque no siempre las ventajas del nuevo compensan la diferencia de precio que satisfará el comprador.

 

La necesidad de venta puede ser más acuciante en unos casos que en otros… tenga en cuenta que hoy muchos productos son “perecederos”… y no nos referimos solamente los alimentos sino a todos los que tienen fecha de caducidad. La imperatividad de venta puede estar originada por la producción de una versión nueva, renovadora de la que se vende.

 

En algunos casos, el citado “exceso” no se debe a acumulación, sino a la inconveniencia en el almacén. Tal sería el caso de un traslado, incluso a cierre temporal para efectuar unas reformas o definitivo.

 

En todos estos casos, el comprador puede hacer una buena adquisición, si ha tenido la fortuna de saber dónde encontrarla

Comentarios

Deja tu comentario